Saber cuánto cuesta viajar a Japón es clave para decidirnos si llegar al Imperio del Sol Naciente. Este archipiélago del Pacífico es uno de esos destinos inolvidables, que yo creo que hay que viajar al menos una vez en la vida.

Además, se suman varios factores que hacen que este sea un buen momento. Por una parte, el yen está más bajo que nunca (al menos en el momento de escribir este artículo), por lo que los precios han bajado. Por otro, el país viene tras haber estado cerrado al turismo varios años por la pandemia, por lo que se ha transformado por completo.

Es verdad que Japón siempre será Japón, esa mezcla de vanguardia y tradición, de las innovaciones tecnológicas más locas, con una vida espiritual que se mantiene impertérrita tras el paso de los años. Pero esa evolución también se ha visto tras pasar más de dos años sin visitantes.

En este artículo voy a hablarte de cuánto cuesta viajar a Japón con cifras concretas, para que puedas organizarte. Más allá de las cifras, también voy a hablarte de la época, de la gastronomía, los alojamientos y el JapanRail Pass, con el que podrás viajar con tarifa plana por todo el país en alta velocidad e incluso moverte por la red de Cercanías de Tokio o Kioto, entre otros.

Precio del viaje a Japón

Callejón de Japón

El precio de un viaje a Japón es, aproximadamente, de unos 3000€ por persona en temporada alta. Por este precio podemos tener los vuelos, alojamientos de calidad, variando entre alojamiento y desayuno, media pensión en un ryokan y solo alojamiento durante 14 días, visitando los lugares más interesantes del país con la JR Rail Pass (incluido).

Si vamos en temporada baja, el precio será ligeramente inferior, aunque si añadimos más desayunos o una pensión media va a volver a subir. También si queremos hacer alguna excursión especial.

En este caso, hablamos de un viaje por tu cuenta, pero con una agencia de respaldo, si queremos hacerlo con guía habrá que subir ligeramente el precio. Si queremos gastar menos, también está la opción de no ir con JR Pass, ya que el pase de dos semanas está actualmente a 512€. Si reducimos al pase de una semana serían 320€ por persona.

Igualmente, se pueden reducir el número de lugares a visitar o los días. Por ejemplo, con el mismo número de días, si cogemos el JR Pass de una semana, ya nos ahorramos casi 200€, pero tendríamos que estar más días en Tokio y sus alrededores, por ejemplo. Y, además, es posible que esos 200€ nos lo terminemos gastando en transporte público y en alguna excursión.

Para mí, si queremos hacer un viaje a Japón en condiciones, tengo que tener los 3.000€ para pagar el viaje (vuelos, hoteles y JR Rail Pass). Además, necesitaré algo más para pagar las comidas que no estén incluidas (afortunadamente, comer en Japón es más barato que en España), las entradas en los templos y alguna otra actividad extra.

Eso sí, no tendrás que preocuparte por la propina. En Japón dejar propina está considerado de mala educación.

Mejor época para viajar a Japón

Flor del cerezo

Respecto a la mejor época para viajar a Japón va de octubre a mayo. Especialmente interesantes son el otoño y la primavera. El otoño por los colores hermosos que veremos por todo el país, mientras que, en primavera, entre marzo y abril, podremos ver la floración de los cerezos o, incluso, de los ciruelos, pintándolo todo de rosa y blanco.

Primavera es, de hecho, la temporada alta de Japón, cuando más visitantes vienen a conocer el país. En invierno, debido a las frías temperaturas, estamos en temporada media, mientras que la temporada baja corresponde al verano. Otoño también es temporada alta, aunque los precios pueden ser un poco más bajos que durante la temporada de cerezos en flor.

La razón radica en que en verano es época de monzones y llueve más de lo habitual. No nos engañemos, Japón tiene un clima oceánico y, al igual que pasa en el norte de España, hay lluvias durante todo el año. Lo que cambia es la intensidad.

Mientras que en verano hay lluvias torrenciales que impiden disfrutar en detalle del viaje, en otoño o primavera son lluvias mucho más esporádicas, muchas veces similar al chirimiri, por lo que se puede viajar sin problema. De hecho, es posible estar 10 días sin sufrir un solo día de lluvia.

Curiosamente, en invierno llueve menos que en primavera, pero si que podemos ver algún día de nieve en el interior del país como en la zona de Kioto, Nara o Nikko. En cualquier caso, en Japón a veces hay cambios de temperatura fuertes, por lo que siempre es recomendable tener capas de ropa y poder ir adaptándolos al tiempo, así como un buen chubasquero.

Comer en Japón

Comer en Japón

Como te contaba en mi artículo de consejos para viajar a Japón, la gastronomía es clave en este viaje. Y, frente a lo que puedas, pensar, Japón no es un país excesivamente caro para comer. Al contrario, aunque hay excepciones, por norma general es más barato comer en Tokio o Osaka que lo que nos costaría comer en Madrid o Barcelona.

Sí, el sushi y el sashimi sigue sin ser super barato si queremos algo de buena calidad, pero es bastante más económico que uno similar en España. Si es que eres capaz de encontrar uno a la altura de los japoneses.

De todas formas, mi recomendación es que vayas más allá del sushi y pruebes más especialidades japonesas. En general, los restaurantes en Japón están divididos por lo que ofrecen. Es decir, no tienen de todo o casi todo como en uno español.

Encontrarás sitios de sushi y sashimi, sitios especializados en ramen, sitios de yakitoris (brochetas), de tonkatsu (cerdo empanado), etc… Así, lo normal es que sean sitios con cartas pequeñas y con pocas opciones.

Un sitio de ramen, por ejemplo, puedes comer un buen plato de sopa bien cargada de carne y verduras y gyozas y no gastarte ni diez euros, incluso en Tokio.

Si quieres probar algo más variado en una única comida hay dos opciones que recomiendo. Por un lado, ir a un mercado, donde encontrarás comida de todo tipo que podrás ir escogiendo. Por otro, las izakayas o tabernas japonesas, se caracterizan por servir diferentes tapas. Aquí sí que encontraremos platos distintos, aunque también son cartas cortas y es raro que tengan sushi, por ejemplo.

Otro mundo son los postres, absolutamente sensacionales. Desde los mochis tradicionales, rellenos de fruta, normalmente fresa o naranja, hasta opciones como los dorayakis o sus tortitas infladas. Yo me aficioné a todo lo que era de sakura, la flor del cerezo, riquísimo.

Bueno y si queremos un homenaje no hay nada como la carne de Kobe. La mejor ternera del mundo, se deshace en la boca y hay restaurantes especializados en los que cuentas con un chef privado, que va haciéndote la carne frente a ti en un plancha, junto con verduras, caldo e incluso postre y te va contando cómo comerlo (normalmente en inglés).

Los alojamientos en Japón

Alojamientos en Japón

Otro punto interesante a tener en cuenta son los alojamientos en Japón. Este país se caracteriza por ofrecer hotelería muy diferente, por lo que es importante tenerlo en cuenta antes de hacer la reserva.

Lo primero que te voy a decir es que, normalmente, los hoteles en Japón son pequeños. Yo siempre me fijo en los m2 de las habitaciones antes de hacer una reserva. Al fin y al cabo, estamos en un país super poblado, que ha necesitado siempre optimizar el espacio.

En ese sentido, no te recomiendo los hoteles cápsula. Puede parecer algo divertido o interesante que probar, pero es bastante incómodo y los propios japoneses no lo suelen usar más que para tomarse una siesta.

Si te recomiendo probar un ryokan. Se trata de los alojamientos tradicionales de Japón, con camas en tatami (es decir en el suelo), donde está prohibido andar con zapatos y donde la comida suele venir incluida, habitualmente vegetariana. Además, muchos de estos lugares cuentan con baños termales.

Eso sí, si vamos de luna de miel a Japón quizá el ryokan no sea la opción más cómoda. Dormir en tatami está bien para una noche, pero recomiendo una cama a lo occidental para el resto del recorrido.

De todas formas, tanto ryokan como hoteles “normales” incluyen habitualmente la opción de dormir en tatami o en cama, para que el visitante elija. Yo te lo vuelo a decir, para una noche y vivir la experiencia está bien, pero no dormiría más en tatami. Vamos a estar todo el día para arriba y para abajo y necesitamos descansar de verdad.

Por cierto, verás qué maravilla los baños y sus famosos wáteres de chorritos. ¡Lo tienen hasta en los baños públicos que están súper limpios!

El JapanRail Pass

JR Pass

El JR Pass o Japan Rail Pass es una de mis cosas favoritas. Además, por su elevado precio, es clave si queremos saber cuánto cuesta viajar a Japón. Sin embargo, si vamos a hacer un Japón en 15 días, a mí me parece imprescindible.

Se trata de un cartoncito que solo puedes comprar desde el extranjero y que tendrán que validarte al llegar al aeropuerto o en cualquier estación de Japón. Allí te pondrán a mano la fecha que tienes para usarlos (de 7, 15 o 30 días) y tendrás que atesorarlo como oro en paño.

Con este pase, puedes tomar cualquier tren de la compañía pública japonesa, la JR, equivalente a nuestro Renfe. Desde el tren especial del aeropuerto a Tokio, hasta las líneas de alta velocidad, media distancia o Cercanías.

En Tokio, por ejemplo, hay una línea circular y otra horizontal de Cercanías que funciona como un metro y que hará que no necesites prácticamente usarlo, porque llega a casi todas partes.

Además, ni siquiera necesitas reservar los viajes de alta velocidad (aunque lo puedes hacer). Solo tienes que pasar por la ventanilla junto a los tornos, enseñar el JR Pass y podrás montarte. En los trenes de alta velocidad, que por ejemplo en Tokio-Kioto o en Tokio-Osaka pasan cada diez minutos, hay vagones especiales sin reserva y nunca hay problemas de sitio.

En definitiva, te va a permitir llevar a casi cualquier parte, sin tener que pagar ningún extra y de forma rápida y muy cómoda, porque hay muchísima frecuencia.

Espero que este artículo te haya ayudado a entender cuánto cuesta viajar a Japón. Recuerda que puedo prepararte un viaje totalmente a tu medida.

Besos,

Sofía

reservas@losviajesdesofia.com

Banner de Japón

Dejar un respuesta

×