Una luna de miel en mayo es una oportunidad única para disfrutar de uno de los mejores meses del año. No es de extrañar, de hecho, que mayo sea, junto a junio y septiembre, el mes donde se celebran más bodas.

Las temperaturas primaverales, calurosas, pero no demasiado, las flores recién abiertas, las posibilidades de celebrarla al aire libre y, también, los grandes destinos que tienen en mayo su mejor época.

Podemos empezar incluso por una luna de miel en Europa, que tiene en mayo la mejor época en casi todo su territorio, quizá exceptuando Escandinavia, donde es mejor esperar al verano.

Pero también nos sirve Norte América, el norte de África (y el sur), así como gran parte del Pacífico y el Índico.  No es tan buena época para Kenia, Tanzania, Australia, Nueva Zelanda o América del Sur, ni para algunos destinos asiáticos que tienen en mayo su época de lluvias.

Afortunadamente, para hacerte la elección de luna de miel en mayo mucho más fácil, he seleccionado varios de mis destinos favoritos.

Indonesia al completo

mejor época Bali

Una luna de miel en Indonesia siempre es un sí y en mayo comienza la época seca. Hasta septiembre tenemos la mejor época para recorrer el país. Mi propuesta surge de Java, donde se visita la zona de Yogyakarta, los templos de Borobudur y Prambanan y el volcán Bromo.

De ahí, me gusta ir hasta Borneo para visitar los orangutanes y finalmente pasar unos días en Bali, antes de acabar en la playa en las islas Gili o Lombok.

¿Para qué preguntarte si ir a Bali o Indonesia, cuando puedes hacer el viaje al completo? Eso sí, si vas de luna de miel, no te vayas sin disfrutar de una boda balinesa. Te garantizo que será una experiencia que no olvidaréis.

Safari en Sudáfrica

Cebras en Sudáfrica

De mayo a septiembre es la mejor época para hacer un safari en el Parque Kruger. Si sois amantes de los safaris, es la luna de miel en Sudáfrica que tenéis que hacer.

A mí me gusta combinar el safari en Sudáfrica con las Cataratas Victoria y unos días de playa en Mauricio. Si da tiempo, también me gusta incluir Ciudad del Cabo, para tener una visión más urbana de lo que es este apasionante país, que va mucho más allá de sus animales en libertad.

Al fin y al cabo, Sudáfrica es un lugar único en el mundo, en el que puedes encontrar pingüinos y leones, elefantes, ballenas, rinocerontes, avestruces y tiburones. Un paraíso para la diversidad natural que también destaca por una cultura única, fruto del mestizaje.

Valle del Nilo en Egipto

Pirámide en Egipto

Siempre digo que la primavera y el otoño, pero especialmente la primavera, son la mejor época para viajar a Egipto. Una luna de miel en Egipto en mayo es perfecta porque hace un clima ideal, sin que comienzan las temperaturas insoportables del verano egipcio.

Una ruta por Egipto de 10 días me parece una opción muy buena si no tenemos dos semanas para irnos. Además, al ser un país exótico pero cercano geográficamente, no necesitamos largas horas de vuelo. En algo más de cuatro horas nos plantamos en El Cairo desde Barcelona o Madrid.

Más allá de El Cairo y las Pirámides, yo recomiendo hacer un crucero por el Nilo, visitar Luxor, Asuán y los principales templos y tumbas de la zona como Edfú, el Valle de los Reyes o las ruinas de Elefantina.

Poe último, a mí me gusta acabar con unos días de playa en el Mar Rojo, que en mayo ya cuenta con casi todos sus resorts abiertos. Podrás hacer esnórquel, buceo o, simplemente, descansar en la playa con tu pareja.

Las playas de Filipinas

Playas de Filipinas

Mayo es el último mes de la estación seca en Filipinas. El clima en Filipinas es bastante húmedo, pero de diciembre a mayo habrá menos probabilidades de lluvia.

Así, podemos aprovechar mayo para ir de luna de miel a Filipinas, un país sensacional y no tan conocido para nuestro turismo, pese a que fuese una colonia española hasta el siglo XIX. De hecho, aunque normalmente hablan inglés o tagalo, tienen incorporados en su vocabulario muchas palabras en castellano, así como comidas o los nombres de los lugares.

En El Nido encontramos algunas de las mejores playas de Filipinas, aunque también recomiendo visitar las Colinas de Chocolate, Manila o la preciosa isla de Borocay. En este lugar no solo hay playa, también cultura, naturaleza y actividades de aventura.

Si quieres una luna de miel activa en la que no aburrirte ni un segundo, Filipinas es una opción muy interesante a tener en cuenta.

De Tahití a Marquesas en Polinesia Francesa

Polinesia

De abril a noviembre tenemos la mejor época para viajar a la Polinesia Francesa. Así que sí, el viaje de lujo a Polinesia Francesa es otra opción de primera para una luna de miel en mayo.

Tahití o Bora Bora, en las Islas Sociedad o las Islas Marquesas son los dos destinos más interesantes para ver en la luna de miel. Aquí se puede elegir, bien visitar solo una de las islas y quedarse en un único alojamiento, haciendo actividades marinas y excursiones, o bien hacer un recorrido por varias islas.

El viaje hasta Polinesia Francesa es largo, por lo que siempre podemos hacer alguna parada o visita. De hecho, se combina muy bien con ciudades de Australia como Sídney o Melbourne, así como con Hong Kong o Singapur si queremos algo más exótico.

Más allá de los resorts, los arrecifes y la belleza tropical, Polinesia francesa también nos permite descubrir una cultura única que subyugó a pintores como Gauguin por sus colores y libertad. Uno de esos viajes perfectos para antes de comenzar un matrimonio.

Ruta por el Patrimonio en Italia

Manarola

Por supuesto, también te tengo que hablar de la luna de miel en Italia. Muchas veces nos obcecamos en viajar lejos y no nos centramos en buscar el viaje que más nos haga disfrutar.

Si lo tuyo es la cultura mediterránea, comer pizza y pasta, helados, ver museos, pinturas y monumentos, puede que Italia sea la opción para ti. No en vano estamos en el país con más Patrimonio de la Humanidad del mundo.

Esto supone que más allá de las visitas típicas de Roma, Florencia o Venecia, hay un montón de lugares en Italia hermosísimos, esperando ser descubiertos en tu luna de miel en mayo.

Aunque es posible encontrar algunas lluvias primaverales, lo habitual es que, como en España, las lluvias se concentren en marzo y abril y mayo sea un mes bastante seco y con una temperatura ideal para recorrer el país.

Dependiendo de los días que tengas, puedes hacer una ruta u otra. A mí me encanta una que surge de Milán y el Lago di Como y llega hasta Bari, en el sur, pasando por Cinque Terre, la Toscana o la Costa Amalfitana, entre otras. Pero lo bueno de Italia es que cualquier ruta es un acierto.

De isla en isla en Seychelles

cuando viajar a Seychelles

Si pensamos en islas paradisíacas, quizá la mejor opción en relación calidad precio es la luna de miel en Seychelles. Como en el caso de Polinesia Francesa, aquí habrá que decidir si preferimos ir a una única isla (se puede combinar bien con Kenia) o bien hacer una ruta entre varias de ellas.

Si hacemos la ruta, mi recomendación entre lo que ver en Seychelles es comenzar con Mahé, seguir con La Digue y terminar en Praslin o viceversa. En Mahé, además de sus playas, tenemos que ver el Parque Nacional Morne Seychellois y Victoria, la capital del país. Por otra parte, en La Digue hay que recorrer sus playas, especialmente Anse D’Argent, considerada la mejor del mundo, y, por último, en Praslin no nos podemos olvidar del Valle de Mai, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En cualquiera de las islas en realidad hay hoteles para lunas de miel increíbles, con un montón de actividades que hacer en el mar como kayak, esnórquel o buceo.

La mejor época para viajar a Seychelles va de abril a octubre, por lo que la luna de miel en mayo es perfecta.

Delta del Okavango en Botswana

Delta del Okavango

Para acabar, tengo que hablarte de la luna de miel en Botswana. De abril a octubre es la mejor época para ir a Botswana. Hay dos motivos para esto. Por un lado, es la temporada seca, perfecta para hacer un safari en Botswana, en el Parque Nacional Chobe.

Por otro, es el momento en el que se puede ver el Delta del Okavango en todo su esplendor. El río Okavango ha ido recogiendo agua de lluvia durante la estación húmeda, y en la estación seca llega hasta el desierto y forma canales de agua con formas que cambian cada año.

Se dice que el Okavango es el único río que no desemboca en el mar, sino en el desierto. Ver las formas que genera y la vida que permite, empezando por centenares de elefantes, pero también leones nadadores, jirafas o rinocerontes, es una experiencia única para cualquier amante de los safaris.

Espero que te haya ayudado a decidirte. Recuerda que tengo otras propuestas de lunas de miel 2024 y que puedo prepararte un viaje totalmente a tu medida.

Besos,

Sofía

reservas@losviajesdesofia.com

banner luna de miel 2024

Dejar un respuesta

×