Pensar en la mejor época para ir a Bolivia es muy buena idea, ya que permite elegir el mejor momento para el viaje. Hay lugares, como el Salar de Uyuni, que ni siquiera es posible visitar en “mala época”, así que saber en qué intervalo de tiempo podemos realizar esta aventura, nos permitirá ver todo lo que nos apetezca.

Si que tenemos que considerar que Bolivia es un país muy especial. Se trata de un lugar dominado por el Altiplano, con ciudades por encima de los 3.000 y los 4.000 metros. Para que te hagas una idea, lugares como Potosí o La Paz, están más elevados que la cima del Teide.

Pero en Bolivia no solo hay Altiplano, también hay una zona baja, tropical, y cuenta con parte de la Amazonia. Por ello, en cada zona podemos ver climas muy distintos, aunque, en general, las estaciones secas y húmedas son similares en todo el país.

La situación de Bolivia tan cerca de la línea del Ecuador hace que las temperaturas sean más altas y que el frío del Altiplano, aunque existe, no sea insoportable y rara vez lleguen a temperaturas bajo cero.

Así, si estamos pensando hacer una luna de miel en Bolivia, déjame decirte que la mejor época va de abril a octubre, coincidiendo con la temporada alta de bodas, por lo que es un buen destino. En este periodo se desarrolla la estación seca, con menos lluvias y pudiendo visitar todo el país, incluyendo el Salar de Uyuni. Eso sí, préparate por si tienes mal de altura y abrígate, porque el frío es inevitable.

A continuación, te voy a contar, destino a destino, cómo es el clima.

La Paz

Climograma La Paz

En La Paz, debido a su altitud, hace frío durante todo el año. Las máximas en estación húmeda (su verano, nuestro invierno), no suben de 13 grados, mientras que en la estación seca rara vez alcanzan los 11. En cuanto a las temperaturas medias mínimas, hablamos de 0 grados en junio y julio, que suben a 1 grados en mayo y agosto.

Es decir, abrígate para ir a La Paz. De hecho, incluso en el verano austral, las mínimas no suben de 6 grados en noviembre y diciembre, los dos meses más calurosos. Añadiéndole que puede hacer viento y humedad, un buen abrigo, gorro y guantes es imprescindible para visitar Bolivia.

En cuánto a las lluvias, llueve bastante durante todo el año. De septiembre a abril hay lluvias casi a diario. De mayo a septiembre hay menos, pero aun así más o menos la mitad de días del mes nos puede llover. El abrigo impermeable es, por tanto, un requisito para ver La Paz.

Además, en esta época no es raro que nieve. En julio nieva diez días al mes y 9 en agosto. Si tenemos suerte, ver La Paz nevada es todo un acontecimiento.

Santa Cruz de la Sierra

Santa Cruz de la Sierra

En Santa Cruz de la Sierra la situación es completamente diferente. Esta ciudad se halla en la zona baja y tropical del país, por lo que las temperaturas son muy elevadas. Durante la temporada húmeda, que va de octubre a mayo, las máximas pueden superar los 30 grados (también en septiembre).

Con el nivel de humedad que hay en Santa Cruz de la Sierra esto supone una sensación térmica aún más calurosa. No llueve muchísimo en cantidad ni todos los días, con una media de entre 15 y 20 días al mes durante esta época.

Además, no hay mucha diferencia con la temporada seca, de junio a septiembre, donde llueve entre 6 y 14 días al mes. Los meses más secos son agosto, septiembre y julio, por este orden.

En cuánto a las temperaturas mínimas, en la temporada húmeda no bajan de 20 grados, con noches tropicales. Por el contrario, en la temporada seca, si que podemos llegar a los 16 grados, haciendo mucho más agradable dormir por la noche.

Salar de Uyuni

Climógrama del Salar de Uyuni

El Salar de Uyuni tiene un clima diferente al resto de zonas turísticas de Bolivia. A 3650 metros de altitud, cuenta con una altitud similar a La Paz, pero tiene un clima mucho menos lluvioso, al tratarse de una zona desértica. O, al menos, durante la mitad del año.

Por fin llegamos a una zona en la que prácticamente no llueve durante la estación seca. De hecho, durante el mes de junio la media son cero días de lluvia y en julio y agosto un único día con un único milímetro de precipitación. O sea, que si venimos aquí durante el invierno austral, no nos va a llover.

Por el contrario, durante el verano austral, es decir, de diciembre a marzo, no se puede venir. Solo se puede ver el Salar desde sus bordes, convertido en una piscina gigantesca que refleja el cielo. Es un momento bonito, pero sin duda merece más la pena venir cuando está seco y recorrer sus rincones.

En cuanto a temperaturas hay también más oscilación térmica que en La Paz. Durante la temporada seca encontramos temperaturas medias de entre 13 y -1ºC, mientras que en la temporada húmeda las temperaturas se disparan con máximas que pueden alcanzar los 20 grados y mínimas de 9 grados.

Es decir, aquí las mínimas en el verano austral son similares a las máximas en La Paz, para que veamos la influencia del desierto de Atacama en el clima de esta parte de Bolivia.

Sucre

Climograma de Sucre

Siguiendo con este repaso por la mejor época para viajar a Bolivia en sus lugares más turísticos, tenemos que llegar hasta Sucre. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está situada en el Altiplano, pero se encuentra por debajo de los 3000 metros, concretamente a 2790 metros.

Esta situación, además más cerca de la zona baja, le da un clima diferente, bastante más estable a lo largo del año. Las temperaturas máximas oscilan entre los 20 grados de octubre y noviembre, los meses más cálidos, y los 17 de mayo, junio y julio, los más fríos, con solo tres grados de diferencia.

En cuanto a las temperaturas mínimas, en la mejor época para visitar Sucre, es decir, los meses de junio, julio y agosto, la temperatura es de 6 grados. Hace frío, pero no tanto como en la zona más alta del Altiplano. El resto del año, las mínimas oscilan alrededor de los diez grados.

En cuanto a las lluvias, sí que hay lluvias todo el año, aunque se concentran de octubre a marzo. En junio, julio y agosto solo hay precipitaciones de media unos 5 días del mes.

Samaipata

Climograma de Samaipata

Otro lugar habitual que visitar en un Bolivia en 15 días es la pequeña localidad de Samaipata. Situada cerca de Santa Cruz de la Sierra, pero a mayor altitud (1650 metros de altura) el clima tropical de sábana de la localidad es más suave, con menos calor y menos cantidad de lluvia.

Aun así, estamos en la zona de Bolivia donde vas a pasar calor todo el año. Las temperaturas máximas superan los 30 grados de septiembre a enero y casi llegan en febrero, marzo, abril y agosto.

Por el contrario, mayo, junio y julio son los mejores meses, con máximas que no llegan a los 25 grados.

Respecto a la lluvia, no llueve demasiado, aunque también hay dos estaciones bien diferenciadas. La mayor parte de los días lluviosos se concentran desde octubre a mayo, con julio, agosto y septiembre como los meses más secos. Aun así, en época seca hay alrededor de diez de lluvias al mes, por lo que es posible que nos toque algún pequeño chaparrón.

Potosí

Climograma de Potosí

Potosí es la ciudad de Bolivia situada a más altitud, por lo que el clima debería ser más extremo que en La Paz, pero curiosamente no es así. Curiosamente, pese a su altitud, en Potosí prácticamente no nieva, con un único día de nieve de media al año durante junio, julio y agosto.

Además, de mayo a septiembre prácticamente no llueve y las temperaturas mínimas medias suelen quedarse en alrededor de 2 grados. Al no haber casi precipitaciones, no hay posibilidades de nevada.

Las lluvias se concentran de octubre a abril, con diciembre y enero como meses más lluviosos y máximas diarias de entre 15 y 16 grados. Estamos ante una localidad con un clima bastante suave para tener en cuenta su altitud.

Yendo de junio a septiembre hará algo de frío, pero no demasiado, y prácticamente no lloverá, por lo que es buena idea.

Lago Titicaca

Climograma de Titicaca

No podemos terminar este recorrido por la mejor época para viajar a Bolivia sin mencionar la parte boliviana del Lago Titicaca, que también cuenta con una parte en Perú. Situado a unos 4000 metros de altitud, se trata de la zona más fría que vamos a pisar en el viaje.

Las máximas en temporada húmeda llegan hasta los 12 grados, con mínimas medias de 3 grados. En temporada seca, por su parte, las máximas se quedan en 8 grados y las mínimas entre 1 y 2 grados bajo cero. Así, vayamos en el momento que vayamos, el abrigo es completamente imprescindible.

De mayo a septiembre no hay prácticamente lluvias, convirtiéndolo en el mejor momento para visitar el lago. El resto de meses, aunque lluviosos, no llegan a las cantidades del resto del país, siendo una de las zonas más secas que vamos a visitar.

Espero que este artículo te haya ayudado a saber cuál es la mejor época para viajar a Bolivia y planear tu viaje con más seguridad. Si te apetece puedo prepararte una propuesta completamente a tu medida para que disfrutes al máximo de este país maravilloso.

Besos,

Sofía

reservas@losviajesdesofia.com

banner de descarga de Bolivia

Dejar un respuesta

×