Hacer una lista de cosas que hacer en Argentina me parece complicado. La verdad es que es un país alucinante, con un montón de actividades y experiencias disponibles a lo largo de toda su geografía.

Quizá, la respuesta correcta es que depende de qué viaje a Argentina vayas a hacer. No es lo mismo un viaje a la Patagonia argentina que una ruta por el norte del país. Haremos algunas cosas en un viaje organizado a Argentina que no vas a poder hacer si lo haces por tu cuenta, de mochileo.

Por eso, para tratar de ser lo más justa posible, he hecho una lista con mis cosas favoritas qué hacer en Argentina. Soy consciente que cada persona tendrá su propia lista, pero estas son mis elecciones.

Creo que ya te he contado alguna vez que desde mi primera vez en Argentina quedé completamente enamorada. Posiblemente sea mi destino favorito para viajar y vuelvo siempre que tengo ocasión. Así que te voy a hablar de esas que hacen que, pese a que he recorrido medio mundo, a Argentina siempre me apetezca volver.

Bailar tango en Buenos Aires

Tango en Buenos Aires

Una de las primeras veces que fui, escribí esta guía de Buenos Aires que me sigue pareciendo perfecta para entender qué monumentos y lugares son los más hermosos para visitar. Pero en este caso quiero ir más allá y mencionarte algo que me pasó en mi tercera visita.

En mi primera y segunda vez, por supuesto, fui a ver bailar tango. Lo hice en Caminito, que es una zona de Buenos Aires increíble, con casas de colores, pequeñita y muy turística. Pues bien, la tercera vez, ya con amigos bonarenses, en vez de ver un show, me llevaron directamente a bailar.

Y, bueno, nunca me había sentido tan de la ciudad. Mira que yo no soy una bailarina experta e iba aprendiendo unos pasos básicos conforme iba bailando, pero disfruté muchísimo. Supongo que es lo mismo que sienten las japonesas cuando van a Andalucía a bailar flamenco, es cómo sentirte parte completamente de la cultura.

Así que tengo que recomendarte no solo ver tango, sino atreverte a bailarlo. Ya sabemos que no vas a ser tan buena como un bonarense, pero déjate llevar y disfruta y vas a descubrir por qué les encanta tanto.

Probar un asado típico

Asado argentino

Hablando de experiencias que te hacen sentir la verdadera naturaleza argentina, no hay nada cómo probar un asado. Lo podemos hacer en restaurantes o, si tenemos suerte, lograr que alguien nos invite.

El asado en Argentina es toda una religión y es típico de los domingos en familia. Es parecido a nuestra costumbre de hacer un buen arroz el domingo, todos juntos. Es decir, es un evento que va más allá de la comida, que igualmente está deliciosa con una carne increíble que se deshace en la boca.

Pero no se trata solo de comer, se trata de compartir. De ver a los niños con sus abuelos y abuelas, de conocer a la pareja del sobrino, de dar buenas noticias y apoyar en las malas.

Hasta que no vives realmente un asado argentino, no sabes cómo son las dinámicas familiares allí, que, por otro lado, se parecen mucho a las españolas.

Como con el paso de los años he podido hacer varios amigos argentinos, he tenido la suerte de vivir algunos de sus asados familiares y te sientes completamente como una más. Es esa sensación de comunidad y de hospitalidad que también es muy común en el Mediterráneo, pero justo en el hemisferio sur.

Eso sí, si te invitan no te olvides llevar una botella de vino. Y si no tienes quién te invite, hay restuarantes donde muchas familias van a celebrar sus asados que es otra manera de vivirlo, aunque sea desde fuera.

Hacer una cata de vino en Mendoza

Copa en Mendoza

Mendoza es una de las capitales del vino en el mundo, como Burdeos u Oporto. Así que si pasas por la ciudad, en las faldas de los Andes, tienes que probar sus increíbles caldos.

Los viñedos están ligeramente en altura, bajo los Andes, con unas condiciones climáticas muy especiales que hacen que los vinos sean muy diferentes a los españoles.

Sin embargo, las bodegas sí que se parecen bastante, supongo que por nuestra herencia compartida.

En cualquier caso, solo he estado en Mendoza una vez y tengo muy buen recuerdo de dos catas de vino que hice en dos bodegas diferentes. Es verdad que la experiencia de la cata es similar a la que puedes tener aquí en la Ribera del Duero o La Rioja, pero me explicaron super bien las diferencias entre sus tipos de uvas, los matices del sabor, etc.

A mí me gusta el vino, pero no soy una gran entendida, simplemente disfruto con una copita con alguna comida o una cena y bueno, ya te digo que te encantó. Me fui ambas veces con la sensación que había aprendido mucho y que entendía perfectamente porque los vinos argentinos son tan especiales.

Es verdad que ya han pasado algunos años y he olvidado varias cosas pero, bueno, una razón más para volver, porque de verdad que me encantó la experiencia.

Fotografiar el cerro de los siete colores en Purmamarca

Purmamarca

Si vamos a hacer la ruta norte en Argentina hay un lugar que me gustaría destacar. En plenos Andes, a unas horas desde Salta y San Salvador de Jujuy, que son dos ciudades que también me encantan, porque ofrece una visión del país muy diferente, se encuentra Purmamarca.

En esta localidad, en plena quebrada de Humahuaca, encontramos el famoso cerro de los siete colores. Se trata de una montaña que se puede ver desde cualquier punto del pueblo, que por otra parte es precioso, pequeñito pero con mucho encanto y arquitectura colonial.

Lo mejor es divisarlo desde la calle principal de Purmamarca, al menos si queremos hacer la mejor fotografía posible. Además, para tener la luz correcta, tiene que ser por la mañana. En ese momento tendremos la luz a la espalda, viéndose mucho mejor los siete colores de la montaña.

Estos colores provienen de diferentes capaz de minerales que tiene la montaña y es una panorámica única en el mundo. No hay ningún otro sitio en el planeta en el que podamos ver algo así, de ahí que lo añada en esta lista de qué hacer en Argentina, aunque se encuentre un poco a desmano.

Descubrir el Glaciar Perito Moreno desde sus miradores

Glaciar Perito Moreno

Otro imprescindible entre lo que ver en Argentina en 15 días es acercarse a la Patagonia hasta el Glaciar Perito Moreno. Este glaciar que desciende de los Andes es, probablemente, el glaciar más famoso del mundo.

De hecho, es tan bonito que muchos de los viajes de solo 10 días a la Patagonia argentina lo tienen como gran protagonista. Es decir, que se viaja a la zona principalmente para poder verlo. Es habitual quedarse varios días en El Calafate y de ahí hacer varias excursiones al glaciar.

La principal y lo que recomiendo es hacer una ruta de miradores para ver como esa masa de hielo va avanzando. Son 60 metros de altura, 5 kilómetros de ancho y 30 kilómetros de largo, es decir, un tamaño absolutamente descomunal.

Además, hay otras experiencias que podemos hacer si tenemos más días. Por ejemplo, podemos hacer un paseo en barca desde el lago para ver cómo va llegando el hielo al agua o incluso un trekking sobre el propio hielo, con versiones cortas o largas.

En cualquier caso, para mí lo fundamental son las vistas desde los miradores. Luego, si somos más activos, podemos plantearnos hacer alguna actividad de turismo activo.

Callejear por el centro histórico de Córdoba

Córdoba Argentina

Córdoba es la segunda ciudad más importante de Argentina y un lugar muy interesante para conocer más sobre el país. También destaca porque no es demasiado turística (sí que lo es su provincia), así que permite disfrutar del país de una manera más pausada y, también más auténtica.

Que no sea muy turística no quiere decir que no sea preciosa. De hecho, cuenta con la llamada Manzana Jesuítica, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de una zona que conlleva varias edificaciones históricas y que podemos ver siguiendo el Camino de las Estancias Jesuíticas.

Este camino me parece precioso porque, además, a día de hoy, es rarísimo poder pasear en una gran ciudad, por una zona tan monumental y que no esté repleta de visitantes.

Y ya que vas a Córdoba te recomiendo también que visites sus alrededores, ya que hay varios pueblos realmente preciosos.

Visitar la Garganta del Diablo en Iguazú

Iguazú

Las Cataratas del Iguazú suelen ser la parada más esperada si estamos haciendo un Argentina en familia. Pero la verdad es que este lugar merece la pena en cualquier contexto en el que pasemos por el país del Cono Sur.

Las Cataratas del Iguazú están situadas en la frontera entre Brasil y Argentina y cuentan con 275 saltos de agua o cascadas. De ellos, el 80% está situado en el lado argentino. En total, supone el salto de agua con mayor caudal del mismo, por lo que verlo es imprescindible.

De todos los saltos que hay, el más bonito y vistoso es el de la Garganta del Diablo. Yendo a esta garganta, podremos ver las cataratas en todo su esplendor. Es verdad que también es la zona dónde hay más turistas, pero de todas formas merece la pena. Ahí vas a poder ver de verdad por qué es un lugar tan increíble.

A mí me dejó sin habla y mira que ya había visitado otras como las del Niágara o las Cataratas Victoria, pero el Iguazú me parece bastante más impresionante.

Son 80 metros de altura, como un edificio de 30 pisos y 150 metros de longitud, con un caudal de agua increíble. Para llegar, se puede hacer un sendero si tenemos buena forma física o bien se puede tomar el Tren Ecológico de la Selva, que también es muy interesante.

Llega al faro del fin del mundo en Ushuaia

Faro de Ushuaia

No puedo hacer un post de qué hacer en Argentina sin hablar de Tierra de Fuego. Esta zona, donde acaba la civilización y solo queda la Antártida más allá se visita desde Ushuaia.

Muchas de las mejores cosas que hacer en Argentina se pueden hacer aquí. Desde ver pingüinos magallánicos a cóndores, navegar por fiordos y conocer una de las zonas más extremas del globo.

Sin embargo, yo creo que más allá de la parte de naturaleza, hay algo muy especial que hacer aquí. Se trata de llegar hasta el llamado faro del fin del mundo. La energía que emerge de este lugar es increíble. De verdad pocos sitios hay tan mágicos. No te lo puedes perder.

Disfrutar de la cocina italoargentina

Pizza Italoargentina

La cocina italoargentina es maravillosa. Si no sabes qué hacer en Argentina pásate por uno de estos restaurantes en que los migrantes italianos del siglo XIX fueron fusionando su gastronomía con la argentina.

Así, a día de hoy, los platos de pasta o pizza son tan tradicionales argentinos como lo son italianos. Eso sí, hay sus propias variaciones que te recomiendo probar.

Por ejemplo, la salsa pesto argentina muchas veces no se hace con piñones, sino con almendras o nueces. O la milanesa, el tradicional filete empanado, en argentina lleva tomate y queso fundido por encima, por poner dos ejemplos.

También pizzas dulces o cannolis con dulce de leche, por ejemplo, son otros ejemplos muy típicos. O los helados, que están riquísimos. En cualquier caso, pasarte por un italiano argentino es una forma perfecta de acabar el viaje y disfrutar de esta fusión entre Europa y América.

Espero que te haya ayudado a inspirarte sobre qué hacer en Argentina. Recuerda que puedo prepararte un viaje a tu medida.

Besos,

Sofía

reservas@losviajesdesofia.com

programa argentina

Dejar un respuesta

×