Si buscas un viaje lleno de naturaleza y paz, te puedo recomendar un montón de cosas que hacer en Costa Rica.

Ya viajes para hacer turismo, para relajarte o para disfrutar de tu luna de miel en Costa Rica, este país destaca no solo por sus paisajes que dejan a cualquiera sin habla, sino también por la simpatía y amabilidad de los locales. 

Es uno de los países más ricos en biodiversidad del mundo. Posiblemente, este sea el motivo de su admirable respeto por la naturaleza, uno de los rasgos más característicos de este lugar.

Podrás disfrutar de volcanes, cataratas, selvas, playas vírgenes y, con suerte, diferentes animales en libertad. Uno de los últimos paraísos naturales que podemos visitar de forma segura.

Costa Rica es un destino para vivir aventuras, pero también para disfrutar de algunos días de descanso. Y si lo que buscas es estar en contacto con la naturaleza, este es sin duda tu destino. También para descansar en la playa.

Se trata de uno de los destinos más de moda del momento, especialmente para turistas de Estados Unidos. A pesar de ello, sigue manteniendo su encanto natural completamente virgen.

Por eso quiero compartir con vosotros una selección de mis 10 cosas favoritas que hacer en Costa Rica para que podáis disfrutar de este país tanto como yo.

Qué ver en Costa Rica, un país lleno de naturaleza

Visitar Costa Rica

Costa Rica es un lugar cubierto de selva en prácticamente la mitad de su territorio. A esto hay que añadirle que está protegido en un 25% bajo la categoría de reserva, parque natural o parque nacional. Esto lo hace uno de los países más protegidos de Centroamérica.

Se encuentra rodeado por el mar Caribe y el Océano Pacífico y es un lugar ideal para poder ver distintas especies de animales.

Costa Rica es un lugar de “pura vida”, un lema que entenderás desde el momento de bajarte del avión.

Antes de planificar tu viaje debes saber que la mejor época para viajar a Costa Rica es durante la estación seca, de diciembre a abril. En esta época no hay lluvias torrenciales y el clima te permitirá disfrutar de sus aventuras. Eso sí, hay que tener en cuenta que Costa Rica es un país húmedo e incluso en estación seca puede llover de vez en cuando. (Si no no sería ese paraíso verde tropical que es).

También te aconsejo que para conocer de verdad el país, descubras Costa Rica en 15 días al menos, para poder recorrerlo al detalle y sin prisa.

Volcán Poás

Volcán Poas

El Volcán Poás es una de las visitas más impresionantes de San José, la capital del país. Desde la ciudad parece que está más cerca de lo que está, pero se sitúa a una hora de la capital por carretera.

Lo que más llama la atención es poder ver su enorme cráter desde arriba. Con una altitud de 2.700 metros, se trata de uno de los más importantes de Costa Rica. Además, se puede subir en una excursión para tener unas vistas increíbles.

Al ser uno de los volcanes más activos del país, tendrás que hacer la excursión con casco.A mí me sorprendió ver a lo largo de la ruta refugios de emergencia por si hubiera una erupción volcánica. De todas formas, tienen medidores de actividad y si hay algún riesgo no permiten la visita.

Antes de comprar tu entrada, te recomiendo que mires el tiempo. Cuando está nublado no se puede ver bien el cráter ni el paisaje desde arriba. Es una excursión que merece mucho más la pena en un día de sol. 

También puedes consultar esta webcam para ver la situación climatológica a tiempo real. 

En cualquier caso, la visita al Volcán Poás me pareció muy interesante y una actividad muy recomendable tras la llegada al aeropuerto de San José. Solo una hora en coche y ya estás viviendo uno de los paisajes más increíbles que ver en Costa Rica.

Ver tortugas en el Parque de Tortuguero

Parque del Tortuguero

El Parque Nacional de Tortuguero es uno de los lugares más maravillosos del país. El nombre viene dado por ser una zona de anidación de tortugas verdes. Estos animales están en peligro de extinción y no se pueden ver en ningún otro lugar en tanta cantidad como en este parque nacional.

También hay otras especies de tortuga como las tortugas carey o las tortugas baula. También hay tortugas cabezonas.

Aunque la época de desove de las tortugas se da entre junio y septiembre, te recomiendo visitar esta parque aunque sea fuera de estos meses. Verás una gran variedad de animales y podrás navegar por los canales.

Las únicas formas de llegar al Tortuguero son por aire o por mar. Personalmente, yo prefiero el mar pero la avioneta es más rápida. Aun así, una ruta por los canales de tortuguero, entre caimanes y manatíes, es imprescindible.

Este bosque tropical te dejará un precioso recuerdo de la fusión entre la naturaleza más verde y los canales y playas cristalinas. A la vez, podrás ver más animales además de las tortugas. Hay monos perezosos, jaguares, pumas, leones breñeros o manígordos, entre otros.

No te olvides el chubasquero, porque esta zona es la más lluviosa de Costa Rica, con lluvias habituales durante todo el año. Eso sí, son un poco más escasas en la estación seca.

Volcán Arenal

volcan el arenal

El Arenal es posiblemente uno de los volcanes más bonitos del mundo y el más famoso de Costa Rica.

Con una altura de 1.670 metros, este volcán es el favorito de los turistas por las vistas y por lo bien comunicado que está. 

Para llegar a él podrás hacer la ruta del Parque Nacional del Arenal donde te encontrarás también con la Catarata La Fortuna, con un salto de agua de 70 metros.

Otra ruta que podrás hacer en el Parque es la ruta de los puentes colgantes, donde cruzarás hasta 16 puentes. Si no tienes vértigo y quieres disfrutar de unas buenas vistas, te la recomiendo. Esto está dentro de la zona de La Fortuna.

En esta zona se diferencian la parte de La Fortuna, que es una selva tupida, y los alrededores del volcán, completamente áridos por la lava. Se trata de un contraste super interesante de ver, que te permite descubrir una cara muy diferente de Costa Rica.

A mí me gustó más que el Volcán Poás, a pesar de que el Poás es bastante más alto. Una vez allí, da la impresión que el Volcán Arenal tiene mayor altitud.

Termas de Tabacón

termas del tabacon

Las Termas de Tabacón es uno de esos paraísos en la tierra que no podrás olvidar por mucho que pasen los años.

Estas termas naturales se han formado a través de las corrientes de agua procedentes del volcán Arenal y que cruzan toda la selva.

Este lugar alberga todo tipo de flora tropical. La experiencia de bañarse en sus aguas, unido al cantar de los pájaros, es de lo más relajante.

Es el broche final a una visita al Parque Nacional del Arenal que te dejará un sabor de boca inigualable. Después de un día de rutas y ejercicio físico, acabar con un baño en las termas es lo más parecido a tocar el cielo.

Sí que tienes que considerar que el agua es caliente. No te esperes un baño fresco, porque el agua proviene del interior de la tierra, donde se encuentra la lava volcánica. Afortunadamente, esta zona de Costa Rica es la más fría del país, por lo que se agradece el agua calentita. Sobre todo si vamos en la estación seca, que equivale a nuestro invierno.

Para mí fue una verdadera delicia bañarme y descansar después de las rutas por el volcán y las cataratas. Me recordó un poco a un onsen en el que estuve en Japón junto al monte Fuji.

Catarata Río Celeste

catarata rio celeste

Otra de las grandes joyas de Costa Rica es la Catarata Río Celeste, con un salto de agua de casi 30 metros. 

Es impresionante poder ver el color azul de las aguas, algo que contrasta completamente con el verde del bosque. 

Entre los senderos podrás llegar al volcán Tenorio, un volcán dormido y cuyos gases dan lugar a una zona de burbujas conocida como laguna Azul.

También verás los teñideros del río Celeste, donde debido a los sílices del volcán, el agua adquiere este color azul celeste tan característico. 

El paseo por esta zona me resultó totalmente mágico. Si tengo que decir que no me sorprendió, sino que fue, más o menos, la idea que tenía en la cabeza de Costa Rica. Así, materializada frente a mí.

Además, fue donde pude ver por primera vez a un perezoso durmiendo en un árbol, así que hizo la visita todavía más especial.

Curiosamente no es de lo más visitado, pero eso le añade encanto a la visita, ya que hay menos grupos de turistas.

Conocer el Bosque Nuboso de Monteverde

Bosque nuboso Monteverde

Visitar el Bosque Nuboso de Monteverde es lo más parecido a caminar sobre las nubes, o al menos esa es la impresión que me dio. En realidad, la niebla que da el nombre a este bosque prehistórico viene de la humedad. Se queda atrapada dentro del bosque y parece que las estamos atravesando.

En este bosque hay todo tipo de animales salvajes. Desde monos o jaguares hasta colibríes, mariposas, ranas de colores, etc., Además, hay todo tipo de vegetación. La gran cantidad de orquídeas deja un paisaje precioso a la vista cuando están florecidas gracias a la gran humedad que hay.

No creas que estoy exagerando. Si Costa Rica es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, el Bosque de Monteverde es a su vez la zona de Costa Rica con más biodiversidad. Es decir, aquí vas a poder ver todo tipo de especies animales y vegetales, más que en cualquier otra parte del mundo.

Aquí pude también realizar actividades de aventura como tirolinas o cruzar una ruta de puentes colgantes sobre la selva. Todo esto lo hice en Selvatura Park, un destino perfecto para los más atrevidos. Aquí hay también un centro de recuperación de perezosos y un mariposario con decenas de mariposas de todo el país.

Parque Nacional Marino Ballena

Parque Nacional marino ballena

Si eres un amante de la vida acuática, esta es una actividad que no te podrás perder. El Parque Nacional Marino Ballena es la oportunidad perfecta de ver ballenas jorobadas en libertad.

Además de ballenas, con suerte podrás disfrutar de la presencia de delfines y tortugas, aunque ya sabes cómo es esto, nadie puede asegurar que vayas a poder ver a estos mamíferos.

La mejor época para avistar ballenas es entre agosto y noviembre o entre diciembre y abril.

Si vas en una época de buen clima, podrás hacer snorkel y visitar playas como Uvita o Hermosa.

Sin embargo, deberás tener en cuenta que esto es solo un complemento del viaje a Costa Rica. Si quieres hacer un viaje a ver a las ballenas, deberás contemplar también otros destinos.

Esta zona a mí me gusta también por la calidad de las playas. Se trata de la costa del Pacífico, donde hace mejor tiempo que en la caribeña (donde está Tortuguero), y hay resorts y hoteles de playa de primera. A mí me parece bastante interesante para terminar y descansar.

Corcovado

corcovado

El Parque Nacional de Corcovado es el parque nacional más importante de Costa Rica, además de ser el lugar con mayor biodiversidad del mundo junto a Monteverde.

En la época seca es un poco más accesible pero en época húmeda tendrás que hacer el último tramo en barco. El Parque Nacional de Corcovado engloba una gran cantidad de fauna en libertad. Por ellos, tendrás una mayor facilidad para observar animales como jaguares, cocodrilos, boas, e incluso pumas, una experiencia alucinante que no te podrás perder.

Si vas con tiempo te recomiendo recorrer el sendero Drake por libre, desde Playa San Josecito hasta Agujitas de Drake y que te llevará unas 5 horas entre la ida y la vuelta.

En esta zona también se encuentra la Reserva Biológica Isla del Caño, una isla protegida ideal para una excursión. En esta zona pude hacer buceo y me quedé completamente alucinada. Si en tierra hay muchísimas especies animales y vegetales, debajo del agua hay todavía más. Nunca había visto tantos peces diferentes en un único lugar.

Puerto Viejo

Puerto Viejo

En la provincia de Limón, cerca de la frontera con Panamá, encontramos Puerto Viejo, un pueblo de pescadores muy pintoresco.

El principal encanto de este lugar es pasear por sus calles y descubrir la gran multiculturalidad que alberga.

Otro de los principales atractivos de este lugar es el surf. Son muchas las personas que se desplazan hasta Playa Cocles por su gran oleaje y corriente, lo que la hace perfecta para los amantes del surf.

Si prefieres una playa más relajante también podrás visitar Playa Negra, perfecta para darse un baño y para admirar el color negrizo de su arena volcánica.

Para recorrer este lugar te recomiendo alquilar una bici, algo bastante habitual aquí y que solo te costará unos 6 dólares el día.

Este lugar permite conocer un poco más de la vida costarricense. A mí cuando viajo me gusta que no sea todo naturaleza y aventura. También quiero conocer gente y ver cómo viven. Y si puede ser en un pueblo tan pintoresco como este junto al mar, pues mucho mejor.

Playas del sur de Nicoya

Playas Nicoya

El sur de la península de Nicoya es famosa por sus largas playas de arena blanca donde las tortugas acuden a ovar.

Es perfecto para ir durante la estación seca, al ser la región más calurosa del país. Se encuentra a unas 5 horas de San José, en la ciudad de Liberia y tiene título de Ciudad Folclórica Nacional.

También podrás pasear por el casco antiguo donde predominan las construcciones coloniales en piedra blanca. Te recomiendo hacer una visita al Monumento al Sabanero y al Museo del Sabanero.

Al tratarse de una ciudad folclórica, Liberia está llena de opciones culturales. Me sorprendió ver a gente visitiendo trajes tradicionales y haciendo sus bailes en las calles. Su gastronomía también es de lo más popular aunque yo no noté mucha diferencia con la del resto del país.

Personalmente recomiendo Liberia para conocer las raíces más puras de la cultura costarricense y aprovechar las playas de la zona, que son increíbles.

Espero que te haya ayudado a saber más sobre que ver en Costa Rica y ayudarte a decidir sobre tu viaje.

Besos,

Sofía

sofia@losviajesdesofia.com

banner de Costa Rica

Dejar un respuesta

×