Hacer una ruta en Kenia es una oportunidad única para disfrutar de uno de los destinos de safaris más populares del mundo. Junto con Tanzania, Kenia es, sin dudar, el primer lugar que se nos viene a la mente al oír la palabra safari.

Con un montón de espacios protegidos donde hacer safaris y disfrutar de la naturaleza, a la hora de hacer una ruta, puede ser complicado elegir las paradas. Por ello, he escrito este artículo, en el que te voy a hablar de cuáles son mis paradas favoritas para una ruta en Kenia.

Por supuesto, hablo desde un enfoque de hacer un safari en Kenia, si lo que buscas es playa o un viaje más cultural, las paradas podrían ser otras diferentes. Pero para el safari, a estos lugares sería a los que yo iría. O, al menos, los que más me han enamorado en mis viajes.

Por supuesto, hay otros parques naturales de Kenia que también pueden ser interesantes, si bien yo los dejaría para una visita posterior. En esta ruta vamos a ver los lugares imprescindibles, las paradas más interesantes para una primera vez en Kenia.

También te diré que, al final, al tratarse de grandes espacios naturales abiertos donde vamos en busca de animales salvajes, no hay dos viajes iguales, por mucho que hagamos las mismas paradas. Esto no es como visitar una capital europea, donde sabes exactamente dónde están los monumentos y los puntos de interés, aquí la naturaleza va mutando y los animales moviéndose y cada día nos encontramos con una experiencia totalmente nuevo.

Nairobi

orfanato elefantes nairobi

Normalmente, nuestra llegada a Kenia será a través de la capital, Nairobi. Por eso, aunque no sea una ciudad muy turística ni con excesivos atractivos (aunque tiene algunos), siempre es un buen punto de partida.

Si queremos conocer la ciudad propiamente dicha, el Masai Market, un mercadillo muy popular, es una parada imprescindible. Podremos comprar de todo y entender mejor la idiosincrasia de la ciudad.

El Museo Nacional de Kenia también es una parada bastante interesante. Destaca especialmente su terrario, con serpientes de todos los rincones del continente africano.

Si lo que estamos deseando es entrar ya en contacto con animales, tanto el Orfanato de Elefantes como el Centro de Jirafas son excelentes. Allí podremos ver y cuidar a estos animales, en centros de recuperación de fauna muy conocidos a nivel internacional.

El Orfanato de Elefantes fue fundado en 1977 bajo el nombre de The David Sheldrick Wildlife Trust. Por su parte, el Centro de Jirafas Giraffe Centrer se fundó dos años después, en 1979. Este último está especializado en la conservación de la jirafa de Rothschild, una de las tres variedades de jirafa que viven en Kenia.

Si no podemos esperar a la siguiente parada, hay además una opción de safari. A solo 30 minutos en coche del centro de Nairobi se halla el Parque Nacional de Nairobi, que podemos visitar en un safari de medio día. Cuenta con muchos animales muy interesantes, especialmente rinocerontes negros, que son muy difíciles de encontrar en otros parques kenianos.

También hay leones, jirafas, antílopes, hienas o hipopótamos, entre otros.

Samburu

Guepardo en Samburu

La ruta puede continuar en el Reserva Nacional de Samburu. Esto tiene sentido si vamos a estar al menos diez días, de lo contrario será más sencillo ir directamente a Amboseli. Pero si podemos permitirnos el desvío, nos va a merecer la pena.

En este parque no hay rinocerontes (que hemos podido ver en la parada anterior), pero si que cuenta con el resto de los Cinco Grandes (búfalos africanos, elefantes, leones y leopardos). Además, como se trata de una zona bastante árida, hay poca vegetación, lo que hace mucho más fácil ver a estos animales.

También destacan los avestruces somalíes y las cebras de Grevy, siendo el único lugar de nuestra ruta en Kenia en que podremos ver a estos animales. Aunque no solo están aquí, también es una parada perfecta para ver al oryx beisa y a los generuks o antílopes jirafas.

Más allá de la fauna, también a nivel paisajístico merece la pena. Al norte del río Ewaso Ng’iro, sus palmeras y formaciones rocosas crean un entorno único y muy fotografiable. Si es importante considerar que en época de lluvias hay zonas que pueden verse inundadas, por lo que es mejor acudir en época seca.

Amboseli

Elefante en un bifurcación

Otra parada imprescindible en Kenia es el Parque Nacional de Amboseli. Reserva de la Biosfera por la UNESCO, este parque se sitúa en la frontera entre Kenia y Tanzania. Se trata, de hecho, del mejor lugar para hacerte la famosa foto con el Kilimanjaro nevado de fondo.

Se trata de un parque que se sitúa al este del Lago Amboseli y destaca por su gran número de aves. Hay más de 400 especies diferentes, incluyendo casi medio centenar de aves rapaces distintas.

Respecto a los grandes felinos, si bien hay guepardos, leones y leopardos, no son demasiado fáciles de ver. Al menos en comparación con otros parques keniatas. Si que hay muchísimos elefantes, siendo probablemente la mejor zona de Kenia para ver a los grandes paquidermos africanos.

Estamos ante el segundo Parque Nacional, tras Masai Mara, más popular de Kenia. Otro de sus grandes atractivos son las tribus masái. En esta zona siguen viviendo tribus masáis ganaderas cuyas aldeas podemos visitar para aprender más sobre su forma de vida ancestral.

Es muy interesante, aunque hay que entender, que la globalización también ha llegado a estas aldeas y, quizá, sea un poco menos exótico de lo que imaginas. Por ejemplo, les suele gustar mucho el fútbol y si descubren que eres de España, seguro que te hablan del Real Madrid o del Barcelona.

Quiero decir, sus habitantes no están aislados. Aunque vivan, más o menos, como siempre, están acostumbrados a las llegadas de turistas de todas partes del mundo y esa influencia es patente en la visita.

Lago Naivasha

Lago Naivasha

Nuestra ruta en Kenia no puede dejar de lado la oportunidad de pisar el fantástico Lago Naivasha. Se sitúa justo a mitad de camino entre Amboseli y Masai Mara, por lo que es una parada fantástica para ver aves como pelícanos y hipopótamos.

Los hipopótamos son los animales más peligrosos de África, así que hay que verlos a cierta distancia sobre los barcos. También hay antílopes, cebras y otros animales terrestres.

Es mejor visitarlo durante la mañana, ya que en la tarde son habituales las tormentas eléctricas, incluso en temporada seca. Esto es algo que me fascina y que no he terminado de entender, pero hay zonas del mundo en el que la lluvia espera a un momento determinado del día. Supongo que algún meteorólogo me lo podrá explicar alguna vez.

Una de las experiencias más chulas que podemos hacer en el Lago Naivasha es recorrer Crescent Island. Se trata de una isla en mitad del lago muy interesante, porque no hay depredadores. Esto permite hacer un safari a pie, algo que no es posible en el resto de Kenia por ser peligroso.

Solo tú y tu cámara de fotos, y tendrás los animales a tu disposición para hacerles fotos desde más cerca de lo que podrás en otros parques. Solo por eso a mí me merece la pena la parada en el Lago Naivasha. Por este motivo, me parece también una opción muy interesante para un Kenia con niños.

Igualmente, si eres amante de la ornitología, el lago te va a encantar. Con más de 80 especies de aves diferentes, podrás disfrutar como un niño.

Masai Mara

masai mara león

Dejando lo mejor para el final, ¿qué te parece llegar hasta Masai Mara? Sin lugar a dudas, es el destino más popular de Kenia. No hay viaje o luna de miel en Kenia que no pase al menos un par de días por esta reserva protegida.

Uno de los motivos es por la Gran Migración. Se trata de uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo. Cada año, millones de ungulados, como búfalos, ñús o cebras, emigran desde el Parque Nacional del Serengueti, en Tanzania, a Masai Mara, en busca de pastos más frescos.

Después, realizan de nuevo el camino de vuelta. Si quieres verlo de manera más especial, mi recomendación es tomar un globo. Ver la migración desde el aire es increíble.

Por supuesto, más allá de la Gran Migración, tenemos también a los Cinco Grandes: elefantes, búfalos, rinocerontes, leones y leopardos, así como otros animales como jirafas, guepardos, hienas o antílopes.

En definitiva, este lugar lo tiene todo para sorprenderte, un safari increíble con el que terminar una ruta en Kenia inolvidable. Y si te has quedado con ganas de más, siempre puedes añadir unos días de playa en la zona de Diani Beach o incluso volar a la isla de Zanzíbar o a Seychelles, que cuentan con muy buenas conexiones aéreas.

Espero que te haya ayudado a saber que ver en Kenia para tu próximo viaje. Ya sabes que puedo crearte una ruta en Kenia completamente a tu medida, ya sea con estas o con otras paradas diferentes.

Besos,

Sofía

reservas@losviajesdesofia.com

programa de Kenia

Dejar un respuesta

×